VALORACIÓN Y SEGUIMIENTO

Técnicas como la valoración funcional, la ecografía y las pruebas de radiodiagnóstico nos ayudan a determinar las posibles patologías y lesiones y a su vez poder llevar un seguimiento y valorar la evolución de cada tratamiento.